viernes, 1 de mayo de 2015

Esos gatos locos.

Esos locos gatos,
gatos mel-osos
de ojos almendrados y garrapiñadas.

Dicen las estadísticas políticas que son ariscos,
pues, la aridez la he topado en la mano garfio 
que presta la ayuda de palabra
y nunca dicha viene a recogerte.

Los gatos de color regaliz son
los más avispados, como pompones esponjosos
de pelusas entramadas, van haciendo ovillos
con su cuerpo,
con su cola,
con su pata de almohadillas neumáticas
y nube de tormenta.

Me gustan, y con ellos he aprendido
que el ser humano, es el único
que puede matar por placer.

Locos gatos de amanerados primates,
arañan, brincan sapos y se convierten 
en los confidentes en las noches del insomnio.

Dulces ante la dulzura.
Traed ores ante el traidor.

Los gatos locos de latido rápido 
y mis egipcias gatafatalidades.



No hay comentarios:

Publicar un comentario