sábado, 18 de abril de 2015

Parabrisas.

En este trópico de trozo de noche
embriagada por  mi mal beber,
voy acompasando la jota
con las vocales:
ja, je ,ji, jo, ju,
ju, jo, ji, je,ja.

No sé como la niebla
se sacia en mi respiración,
y las piernas autómatas
me han llevado a esta quilla de calle.

¿Qué hago aquí igual que una colchoneta abandonada?

Apenas vira el norte,
y mi cuerpo en nausea
por los decibelios mal digeridos
en forma de alcohol

¿Qué hago en frente de tu casa?

Si tú no estás...

Mirando la ventana
que tantas veces nos vio
haciendo el amor.

Y las cuatro patas serenas de una cama
con un colchón sin mácula;
que, a su vez, también mira el marco
que contuvo cada uno
de los pedazos de cielo
de la clandestinidad de los materiales:

Jade.
Jewel.
Joya.
Jirafa.
Juicio final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario