domingo, 1 de febrero de 2015

Buen viaje

Parecía el niño
que acaba de lanzar su aeroplano
con el pantalón de plancha.

La manta inmaculada
por una mano secreta y hacendosa,
que cuadraba todas las calles
de las sábanas.

El niño, despeinado,
con cuerpo de hombre.

Él sufría por mí,
lo escribió con cuarzo blanco sobre mi espalda,
mas, soy libre cometa,
no te aflijas, llevo la armada casera
de un corazón sin esquinas;
el alma con agua de arroz sin una arruga.

Soy la pieza extra
del ajuar de una novia
y la sombra,
de un cuerpo de niño 
despeinado de hombre,
con la forma de un avión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario