viernes, 23 de enero de 2015

Cuadernos de Wislawa, Venezia.

 En mi aventura Wislawa, de Venecia, he contado con la suerte innata (que como bien dice mi madre, es por el hecho de haber nacido con tres coronillas) , de aterrizar en la TOLETTA (1933) , un lugar emblemático literariamente en Venecia. Su nombre, de origen legendario, se atribuye al autor Giuseppe Tassini en su obra Curiosità Veneziane (1863, ed. Filippi, Venezia), que denominó así las tablas de maderas que se usaban para cruzar los canales desprovistos de puentes. Es allí en esta librería, editora y promotora de eventos, donde hallo la amabilidad italiana en mi estudio espiritual, pero, también intelectual de Wislawa Szymborska, a través del gerente de la misma me deja hacer uso (y fotografiar) de la mayor parte de la obra en italiano de Wislawa, la cual en este país, a partir del galardón (Premio Nobel de Literatura, 1996) y por la agudeza del carácter de la poeta polaca y su humor picudo, se gana el respeto, la admiración y el cariño del país ítalo. Wislawa Szymborska es aquí una autora de culto; cosa que ocurre actual y paulatinamente en España, quizás la hallamos encontrado demasiado tarde, pero, en los últimos tiempos poeta muerto: obra descubierta, y es una pena ,que ya se está convirtiendo en una costumbre demagógica.

 En dicho lugar he contemplado varias obras completas de Wislawa, mayormente de la Editorial Adelfhi.

 Las cuales se resumirían en "La giogia scrivere di tutie la poesie" 1945-2009 ; "La gioia di scrivere" volumen 349, Olere Adelphi. Dos pequeñaas encuadernaciones "Basta così" (Adelphi) y "Due punti" , o "Dwukropek" como título original, (Adelphi edizioni), la cual he adquirido, traducido por Pietro Marchesani, una eminencia de la traducción de las obras narrativas y poéticas de Polonia, premiado y que falleció apenas dos meses antes que ella, ambos mantenían una gran amistad y me consta al ser una postal o college enviada a él, el siete de abril del año 2006, uno de los motivos de portada de una de sus obras completas. Las maravillosas creaciones de Wislawa en su correo postal que pude admirar y que personalizaba a cada destino o remitente. Pietro la adoraba, se sorprende de su proyección a nivel popular, al considerarse siempre la poesía minoritaria, valora su capacidad humorística, universal y comunicativa de un lenguaje depurado que el pueblo entiende y siente.
 Otra de las obras que he encontrado ha sido "La vita a Volta é sopportabile"  donde hay testimonio escrito y visual (D.V.D.), a modo de documental en manos de  Katarzyba Kolenda-Zaleska (cineasta polaca) sobre la relación estrictamente amistosa con el escritor Roberto Saviano y su perspectiva sobre ella y cuatro entrevistas a personajes que interesaron a Wislawa: Umberto Ecco, Woody Allen, Vàclav Havel y Jane Goodall, esta última no me sorprende en absoluto, la poeta Szymborska sentía pasión por los primates, en sus pertenencias se encontraba un viejo libro sobre la teoría evolutiva de Darwin, igual que muchos enseres que aparecía en sus poemas, como caracolas, amuletos, etc.  
 Estando en Polonia me contaron que ella, decidió fotografiarse con monos, uno de ellos era de talante agresivo, y le pegó un golpe en la cabeza, ella se asustó y chilló, y el primate asustándose más que ella, ante su exclamación, le llenó la boca de matojos, todo acabó en una anécdota y risas.

 Las dudas de todo el material que he encontrado al estar escrito en italiano, se han solventado con instinto, la ayuda de TOLETTA y Onofre, amante de la poesía y estudioso, que congenió conmigo al dar la circunstancia de que fue compañero de Erasmus de una chica mallorquina de Artà.

La verdad me vuelvo muy satisfecha de este viaje, sí,, Venecia, cuna del arte, la poesía y el misterio era el lugar adecuado para la conexión. Y descubrir y aprender más de esta mujer que merece ser recordada y valorada por todo el mundo, como ella hizo con la humanidad, y sus mitos.


3 comentarios:

  1. Y en Venecia nos conocimos! Me recuerdas? Vimos un concierto de Vivaldi juntas, yo estaba con un grupo de amigos... De Uruguay. Recién hoy encuentro el papel donde me escribiste el nombre de la poeta y tu blog, y por aquí estoy. Cariños!

    ResponderEliminar
  2. Qué alegría Emily, los vinos y Vivaldi. Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  3. Oh qué alegría Emily, de verdad. Me acuerdo, claro que me acuerdo. Cariños!!!!! Escribí un libro de Wislawa, "El arca de Wislawa"

    ResponderEliminar