lunes, 1 de diciembre de 2014

Mínimus and tiger.

Tengo un gato-perro
mueve la cola
y recoge todas las naranjas que le lanzo,
hoy, ha sido feliz,
hemos estado juntos todo el día
y lejos de ser arisco
es el ser más mimoso
del mundo.

Sólo pide caricias,
y arrumacos.

Tiene un conflicto con el papel,
que yo desconozco la razón.
Bueno, concretamente con el higiénico,
despedazado ha creado una lluvia blanca
de meteoritos por toda la casa,
barriendo han aparecido
rastros hasta en los rincones
del inframundo.

A mí también
me gusta el papel
del cilindro arboleda
para escribir cartas
al hombre que me quiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario