lunes, 10 de noviembre de 2014

Oda doble uve.

Whitman que estás en los celestes,
te he amado envuelta de hojas de libro.
He sentido tu canto
en la profundidad 
de todos los pozos petrolíferos.

Walt te invoco,
y para ello, me transformo
en un cuerpo de barba rasurada
con el pelo alborotado de centeno.

Qué acaba de trillar el grano
y huele a sudor del pecador.

Besarás la espiga de mi boca
Y juntos, iniciaremos un nuevo viaje:
en los aditivos de la leche
en las esporas alérgicas
en la quimioterapia de estadio
en el agujero de ozono
en las ballenas asesinadas 
en la guerra química
en el espacio basura
en la disminución del oxígeno
en la soja Titánic-a
en la mancha del pulmón izquierdo
en los ácaros de los colegios cerrados
en los niños de la radiaciones sin cabeza.

Tú, gran ogro microscópico.

Whitman Walt, creador de la pólvora.
toma mi cuerpo masculino
mezcla tus cenizas con las mías.

Un hijo mestizo y revolucionario,
nacerá de nuestra cópula.

Llamarle por su nombre, 
sin vergüenza,
esclavictoria:

POEMA DE WALT WHITMAN.



No hay comentarios:

Publicar un comentario