jueves, 23 de octubre de 2014

Ya era hora.

I

Cómo explicar que este dolor
en el pecho
no es causante de la agonía,
si no del manejo
de sus dedos tarántula.

II

Yo quería quemar
las misivas
dónde dice
que no ama.

Entonces, 
decid buen franciscano,
si no ama
y amo
si venzo
y caigo
si subo escala
y precipicio 
abajo
muero

al unísono
de los cuerpos
que son cuerdas
que son locos
si usted no ama
y yo lacaya y ama
de su órgano
envenenado
de oficio.

Decid
que hace
su voz 
invitando
al lecho
de muerte
a horas vespertinas
que nadie pueda
prestar testimonio.

Sus ojos
que perjuran
la condena
de no poder
vivir sin vos,
y usted con su poder,
sí, usted,
no sienta nada.

¿Está seguro?

No vaya

   ca  
       er

del 
h
i
l
o.





No hay comentarios:

Publicar un comentario