martes, 21 de octubre de 2014

Sigilosa.

Mirar tu sueño
y no hacer ruido.

Sentir los brazos como sogas 
que amparan a espaldas.

Estoy ahorcada fingiendo que duermo.

Y sólo escucho
los latigazos cardiacos
dentro de mí.

Difunta caja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario