lunes, 20 de octubre de 2014

Poetosis extinguida.

Mulata enferma
la aislaban en jardines
sin nomos.
Era de una hipersensibilidad
inusitada;
escuchaba los cascotes
de las hormigas Caballo,
el tronco anillado
a su compromiso,
los huesos que crecían rama.
Paredes que hablaban
las palabras escritas
con sus rapaces en cabinas.
Tristana
sometida
a operaciones
que insertaron prótesis
de numerosas letras.
17, 16, 5, 20, 11.
La pobre niña
tenía
el mal.
De la poética.
Ll. Ll.

No hay comentarios:

Publicar un comentario