domingo, 12 de octubre de 2014

La subida de lo impuesto.

Podría representar la servidumbre,
encadenar las burbujas
que acontecen en cada suspiro,
la corriente eléctrica que trasmite el suelo, 
la alfombra de la cocina,
cada peldaño,
subo
como una tarta de fiesta,
bajo
aturdida
por la borrachera marítima
de haber sido expulsada
de nuevo de tu bahía,
subo
con el viento
que muele trigo,
bajo
sobre tu cuerpo,
subo,
bajo,
subo
y noto enorme monte
que me engulle.

Subir la escalera
corriendo como una drogadicta
que tiene cien yeguas
guardadas
en una caja de metal.

Bajar vacía mula de descarga
hacia calles
que llevan arterias
a la indecisión,

subo la cuesta,

bajo tu entrega,
subo,
bajo,
subo,
y acabo boca
en esta febril anidada
en el pecho
que cuando respira,
sube
y baja al salir el aire azul
en busca de tu sexo,
subo, bajo, subo.

Confiesa en qué juego orquestal
me tienes hilada,
como un fuelle,
una pera que sopla,
catapulta, 
in, sub, pre, ex, post;
sube, baja 
baja y sube
el tío vivo.

Me siento noria
que seca
ansía tu agua
en cubo de vivero.

Sbou,joba,bjoa, bosu, buso...

Hasta la postura imposible.

De ser un balón
entre tus manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario