jueves, 25 de septiembre de 2014

Interferencias tesituarias.

La crueldad del agravio
no conducen a buen sendero,

el sentir que una molesta
en la vida de uno,
y él arremeter la lluvia
con la única coraza
de un paraguas sin tela.

Por qué oculta la sed tras la fuente,
desmerece este amor
que os prodigo.

Si conoces los puntos cardinales
y mi lengua sabe del idioma
de los lunares jade
o vete saber que hueso roto.

Sus palabras que como cardos
esconden el manjar
de ser más ser.
De menos precio
por divisas al mar.

Qué delito,
he cometido
si al estar cerca vos
de mi inconsciencia
sabe darse como

un hombre
que ama
a una mujer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario