sábado, 27 de septiembre de 2014

El cuento de Nuria y su piscifactoria.

Esto es el cuento de Nuria, 
una niña que pasaba horas
contemplando en el estanque
un millón y cinco peces.

En las aguas hojas,
carpas salmones
y el deseo irrefrenable
de llevar tanta compañía,
bonita cosa, luz,
a casa.

Ella pecosa de interrogantes
con un barreño de plástico
y sus manos ya amoratadas
por el frío
llegó a atrapar
un millón y cinco peces.

La bañera
desnuda
espera.

Vertió el caudal
con vida. Pero, a la mañana,
objetos viscosos
con ojos ceniza
flotaban como palabras feas.

Nuria, involuntariamente
por egoísmo había perdido.

La bañera 
vestida
llora
un millón y cinco peces.

Moraleja:

Amar en hábitat concediendo libertad no es apropiarse de las cosas es compartir. Pues, hay personas en cautiverio que se mueren y tienen que ser universales.

Palabra de pez de colores: LLuïsa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario