martes, 19 de agosto de 2014

Cuadernos de Wislawa.

A medida que descubro el cosmos Wislawa  Szymborska descubro a una mujer académica de una sencillez inusitada, que mantuvo su vida privada alejada de la poética.Qué también se desarrolló en el mundo de la ilustración en sus primeras publicaciones. Reniega de sus dos primeras obras por sus connotaciones políticas, quizás se volvió políticamente correcta con los años y en su tercer y más conocido libro es donde ella ha hallado un estilo que la caracterizará hasta el Nobel. Fumadora, poco amiga de los viajes, es a través de la mente, su filosofía existencial ( a ella tampoco le gustó que se la etiquetara de existencialista ) con un sentido del humor rozando el sarcasmo; crea un estilo de poesía que hoy aún sorprende con figuras míticas, esa indivisibilidad del cielo y la tierra,y otras manifestaciones metafísicas con conceptos coloquiales. Sólo recordar una de sus frases:

Mis señas personales
son el entusiasmo
y la desesperación.

Sé que es el inicio de mi sencillo estudio, un islote del camino de islas hasta llegar al continente. Pero para entender a Wislawa y su obra hay que ser médium, la rata que roe el conocimiento por todos los flancos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario