martes, 19 de agosto de 2014

Abanicos.


III

Y ahora resulta que si digo rana,
caballo, monopatín, rueda,
relinche, mango, piña o mesa.

Resulta que el agua
es rana,
y la rana estanque.

Casualidades y nada más.

IV

Ten fe de ti mismo
para mí, tú no eres un mono,
somos todos monólogos
que se fotografían  en grupo
como en un circo de estrellas.
Voy a tomar la carpa
y cerrarla con un nudo.

La tiraré lejos,
cerca de una grieta subterránea,
allí dicen es el infierno
y moran todas las memas
que creyeron que un día fueron amadas.

V

-Sayonara.

Dijo
con acento francés.

VI

Sacarías preguntó:
-Si me ves con una mujer
que vas a sentir.

El lunes os hubiese carbonizado
a ambos con un lanzallamas.

Nace la ira.

El miércoles caí en tristeza,
mi autoestima rondaba la sequía.

Pensaba, qué tendrá ella
que no tenga yo.

Muere inferioridad.

El domingo te felicité,
pude comprender que
uno no retiene ni la imagen.

Y verte los dientes en alba
para mí, fue una dicha.

Resucita renovada.








No hay comentarios:

Publicar un comentario