viernes, 25 de julio de 2014

Caos asco

Me gustaría 
que todos los saleros
abrazaran a los botes de pimienta.

Qué desbocados
los terrones azúcar
y el café en grano
se fusionara en concordia.

Caen aviones del cielo
como pájaros muertos

del progreso
y los que nunca volaron
duermen acurrucados en iglesias o templos ortodoxos.

Has oído.

Una voz.

Edificio que cae derrumbado
violín pulmonar de un niño
un beso de amantes
en un lugar del zulo.

Es la raticida afrenta.

Qué gatos pernoctaran con perros
e hilos abrazaran a las agujas.

Qué tu y yo nos amásemos.

Cortina Kevlar
sobre difunta estampa
para proteger del balazo de tus ojos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario