martes, 3 de junio de 2014

Dad y tomad.

I

Ha nacido un dos de junio, dicen que es precioso,
cuando han tenido entre sus manos
mi segunda maternidad literaria,
paradojas de la vida, el día de la abdicación,

antes cayó el rey que mi amor de abeja reina
por un republicano.

II

Fin de una trayectoria.

Mona arca,
están dar te por.

Flor de lisiados a tres,
trans higiénicos, sexuales
y esterilizados.

Que me da el subidón de Garcilaso
y emprendo mi oda lis camafeo
de picos y palas.

Que le dentelladas 
de alabastros.

Que le dentales piezas
en encías sorbe ranas estalactitas.

Que le denieguen el paso
a los carlistas silenciosos
que llevan pan 
cartas aprovechando el descuido.

Que le den pan al pobre asalariado,
que le den a todos
por el mismo rasero.

Que le den, din don, dun ,dan.

III

La ley sálica,
o volveremos a ser invadidos por las taifas,
cuando acontezca.

Lady Di,

que estás en los cielos,
tú si que llenabas portadas,
y no la sosa cáustica
abonada,
abonada
al corporación dermo-atópica.

Qué diablos sucede en mi país,
que vaticino
un gol penalty de esta dos,
cupletistas
y regimiento.


Que les den.



2 comentarios:

  1. calambures bromistas lanzan fulgores ácidos o bufos en esta resplandeciente sinfonía borbónica

    ResponderEliminar