domingo, 4 de mayo de 2014

SED o NO SED

Sabes cual es el problema
de los abismos,
de las hendiduras
formadas por terremotos
entre rocas,
montañas,
baldosas,
surco de piel,
abrazos.

Es que una
no acaba
de asumir
las fisuras,
intenta en una acto descabellado
rellenarlas con silicona,
con cochas de océano,
para apurar
el máximo
esta debilidad
y certeza que vivo muerta en vida.

Una no se acostumbra
a portar una losa en el bolso
y que la vean con una foto
metida en una cartera.

En el silencio.

A llevar tres cordones umbilicales
como tentáculos a la deriva,
y los que se secaron en llanto
y sal gorda
sobre los labios mordidos.

No, no puedo
es mi genética vomitiva llenarme del ecosistema
y siempre,
con palillos, como de niña que rechaza oropeles
y semanarios de herencia,
aprendí a ser ingeniería
de palabras, con tapones, corchos, dedales,
palos de polo, con sabor a limón,
a hacer puentes.

A mí no me basta 
pero sé amarte
con mi cuerpo colgado en las tintorerías,
planchado y en percha,
con bocas llenando mi espera,
sé amar aunque nunca
vuelva a verte en esta vida.

Amor de madre,
de hija,
de poeta.
Amar como el agua
que se va por las cloacas
pero peor es la duda
sin misiva,
el interrogante, 
la retórica,
el rasca de la O.N.C.E.
que diga
si mi sentir
fue recíproco.


2 comentarios:

  1. Ese llanto que suplica, esa desesperación que no cesa... te envio FUERZA mi compi "PODEROSA"

    ResponderEliminar
  2. Ains Eva t´estim molt carinyet. Força i poder: la nostra lluita. No s´em va de cap manera ni terapeutes ni deport ni sol ni lluna.

    ResponderEliminar