martes, 15 de abril de 2014

TESIS

Cuando los cuerpos sean máquinas.

Bombay sea una tienda de oportunidades

y los niños piensen que la felicidad se compra en un chino.

Cuando el metal sea nuestra alma
y el lubrificante la sangre
que impulsada vaya a un microchip insertado en la muñeca.

Cuando seamos híbridos de robots
y olvidemos el dolor
para seguir destruyendo
y la compasión y la piedad
sean una estatua que encendida a una red,
la lampara del jardín de un alto ejecutivo.

Y no exista fauna, ni el ruiseñor brille por su oro,
cuando, cuando dentro de un siglo o dos,
mis cables se líen
ante tanta guerra encubierta,
las soldaduras de vivir cien años
para ser elegidos.

Cuando el cielo no exista,
la tierra sepa a plomo
y los muertos floten en el espacio.

Y una chispa sea vida.

Cuando aún todo esto y lo otro,
en donde la vida era sueño, teatro, film y ahora videojuego para sobrevivientes.

Y guarden celosos oxígeno en un frasco Channel número cinco.

Te amaré
sobre el iris derrotado de la polución,
la música electrónica
y la revolución de las masas:
tubos de ensayo, policromía y probetas.

Te amaré.

Polos, plástico y energía monoclear.

Te amaré hasta que te duelan las arterías de titanio
cuando.

1 comentario:

  1. Tu poesía "surrealistamente bella", atrapa...
    Preciosas letras Lluisa, como siempre.
    Un abrazo.
    Felicitaciones por tu bello blog.

    ResponderEliminar