martes, 29 de abril de 2014

FILOSOCÍA

Y este garabato que no abandona.

Recuerdos...
es lo que aparecen por los estantes,
y en la ropa sin cuerpo.

Recuerdos que aseo
con el mejor detergente
limpia gérmenes,
abrillanta olvido
y ejecuta sueños.

Pero el garabato no se elimina
ni con velas en procesión.

Recuerdos,

manchó mi mácula
cuando dijo que Nietzche
era un dios.

Tuve que contener
un gemido exclamativo
de circunstancia.

Nunca tanta perfección fue tan afín y desafinada al mismo logro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario