lunes, 7 de abril de 2014

BITÁCORA TOLEDO II



En la puerta del Hostal,
Ana la recepcionista
en los ratos libres sueña con el mar.

    II

Esta ciudad
lo tiene todo TOleDO.
si le quitas el laísmo
por eso llegó del Mediterráneo
Alicia recita oleajes.

Y esta cruzada del mirar a la gente
no podía dejar de padecer la gula
de esa armadas arquitectónicas

que con su torres de merengue calcáreo,
virutas y baños,
me arrebataban el sentido de las cosas.

Por eso admito que soy una infiel,
me mires por donde me expulses del paraíso.

Ella tórrida, con su poema metido en jeringa
se mete silenciosa
y te devora por dentro grecoriana.

Tiene gente, gente, gente, gente
como en un mercado medieval,
que te levanta ampollas en los dedos de los pies,
que hace sentir la real consciencia
del existencialismo,
nosotros no somos nada
pero ellos, los carruajes con bóvedas,
las construcciones,
el mestizaje de la culturas siguen allí

con la mano en el pecho de silicona
en clínica de pago.

Brindo con Mahou,
la cerveza de la buena gente,
brevaje de arte costuras
y risas de medianoche.

La provocamos,
la excitamos,
la calentamos
con versos eróticos fuimos per versas,
porque somos carne,
y nos gusta competir con las piedras.

Vivir para morir.
Amar y ser amada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario