domingo, 2 de marzo de 2014

MARCELA Y LA BUFANDA MULTICOLOR.

Qué difícil
la tilde
descolocada
en un cuerpo.

Buscando
un apoyo
si nacimos para ser pomos de puerta
y no sillones.

Somos hijas 
siendo madres de dos generaciones,
tejado
y jardín de recreo.

Toma esta bufanda,
ayer inicié la andadura,
cien ovillos
de lana
y dos agujas de calceta.

Tricotaré rosa.
a pesar de los nudos
para que llegue a través del agua
a tu mano.

Voy Marcela
a crearla
para que sientas la extensión
de mi alcance dolorido.

No estás sola
en la noche.

Sé, que tú también
temías la oscuridad
y siempre un pequeño farol de luna
se colgaba en la pared.

Las nubes eran circo,
porque nuestra vida
tiene que sonreír
sin dientes.

Luisa está contigo.

2 comentarios:

  1. Me gusta toda tu poesía por el toque cristalino y contestatario. Creo que trasmites mu rápido sin dejar de hacer maravillosos versos. Tienes la gran virtud de saber usar maravillosas metáforas si dejar de ser rápida de entender. Un día te dije que te admiraba por ello (no te sentó bien), pues bien, creo que es admirable, por lo difícil, hacer que el lector sea protagonista y al mismo tiempo interprete. Besos.

    ResponderEliminar
  2. te adoro!!!! Gracias por regalarme tu corazón. Sos un ángel de personal María.

    ResponderEliminar