martes, 18 de marzo de 2014

CARTA ASTROLÓGICA I

Cielito Lindo, tú sabes, que nuestro amor es inviable,
como los presupuestos del estado.

Mi afición a los perfumes franceses
y el lema . "Ponga un bogavante en su cena",
con la visión monacal no cuadran.

¿Podrían convivir el lujo y la pasión enfermiza
de incondicional querer?

Pero Apolito, perdón, Hipólito.

¿Quién pagará la operación de ubres
cuando se conviertan huerta madura de Newton? 

Y no es por la carencia de la cartilla del partido
ni por el tatuaje en tu hombro glúteo.

Lo hemos intentado todo, la relación no funciona,
lindando arcenes en carreteras.

Aunque estés parado
y vivas con tus abuelos.

Pienso que hubo algún trozo de mí que te quiso.

Se despide tu armada invencible
donde la fisura
no fueron de las posaderas del gobierno.

La culpa
la tuvo el colágeno.











No hay comentarios:

Publicar un comentario