sábado, 18 de enero de 2014

PROCESO DE LAVADO

Y prosiguiendo el lavado interurbano,

el hombre inventó una compañera a la lavadora,
descansando el día que le dio la gana,
según el credo estipulado.

Yo que solitaria
presido isla con la sensación de admirar la ventana orificio,
como si fuera en avión vuelo a la nostalgia

Ella está a mi vera.

La idea industrial fue la secadora,
tomó la conexión y el diseño preciso
y pequeño tosió otro parto.

Fijaros cada uno tiene la que puede...
De gran capacidad, silenciosas o baratas.

Aquí en mi cocina angosta
con la vida en un pongotodo
dispuesta a separar brazos y piernas de ropajes
expuestos a la radio actividad del ambiente,

deshinchadas como la piel de plátano
en la cápsula Apolo.

Lavadora Adán con secadora Eva
un tiempo separadas de los cuatro elementos:
Aire,luz,agua y toma de tierra.

Estériles en su cópula.

Y tú aún te dispersas en gestos de burla
e ironía.

Somos máquinas de lava dorada,
la invoqué y habló...

¿Dónde esta nuestra seca  nota?
¿Por qué no hay detergentes con olor a manzana?

Finalizó el programa.

Y el origen de los males se inició cuando la soberbia humana
decidió destruir lo que ella no había creado,
cuando de rodillas al afluente,
mientras raspaba con una piedra al cuero
imaginó
un mundo que tuviese un vientre con nuestras fotos livianas. 


 

2 comentarios:

  1. Eres increíble!!!
    Me encanta!!! Jajajajajajaj
    Lavadora, secadora...
    ¿Para cuándo uno sobre la tostadora?...
    Un abrazo LLuisa.

    ResponderEliminar