jueves, 16 de enero de 2014

EL CUENTO DEL ABRIGO MÁS BONITO DEL MUNDO.

POEMA DEDICADO A ROSARIO RARO:

Es el regalo más bonito
del mundo.

   II

En algunos países
una prueba de amor y de amistad
es regalar una manta
o incluso una par de zapatos
para pies que tienen que andar llanuras y estrellas.

    III

Ahí estaba tímido
mirando con recelo,
era la primera vez que me iba a arropar,
mullido como una manta mora con extremidades,
tierno como una tarta sacher
sus ojos botones me solicitaban un abrazo
de color trufa
de campos de oveja.

Era un abrigo de oso,
me lo había obsequiado mi compañera astronauta
para evitar que el corazón se helara.

Había ventisca y las cubiteras lloraban lágrimas,
mi esófago era un canal de cava de Villa,
bombones de granizo
y mi mente en órbita,
donde cada día he visitado el alcohol iris.

Cuando me armó en el esqueleto omnívoro,
era de talla impecable,
como hecho a medida por un sastre de Bombay,
cálido y sensual lleno de rizos acaramelados
para protegerme y pensar en que este vacío de cama
podía solventarse
en salir a la calle armada con dinamita
a estallar pantanos
y todas las ciudades derramarse en lodo fondue.

El sueño de vivir en un cosmos de pastelerías
y todo,todo,todo,
ensortijada al regalo más bonito del mundo,
cuando más frío tenía por la montaña dentera
y las colinas apretaban en hipotermia poética
tiritando como los niños de norte.

Corrí veloz a un cajero
y me miré en el espejo de un bingo
apuesta a un cartón de un enamoramiento asqueroso
apestado como los quesos azules.

El abrigo que tiene la fortuna
de olvidar la ingratitud,
a los viejos verdes que quieren fornicar con un bolsillo,
a la mala hiedra que te paraliza por el miedo,
a la llamada racista.

Fui una zirconita con otra pieza y juntas formamos la Osa Mayor.

Perdí mi caracol de la suerte
pero he ganado una amiga de verdad.

Merci.

No hay comentarios:

Publicar un comentario