sábado, 11 de enero de 2014

BITÁCORA CAMINO AL OLVIDO

I

Esto es matemáticas
si me siento mejor
a la medida proporcional de la distancia
de un corazón ladrillo
y un casco de moto,
resulta
que el problema 
no soy yo.

 II

Corre apresurado
necesitan una puerta
en la Librería Mark Twain,

conformista
y acicalada con antenas resilencias
llegué a ser una saltamontes
en el estómago gato.

Job da paciencia
y vierte sal
en el arañazo,
en el viaducto para que la nieve se instale 
y me ría, como siempre,
afluente.

III

En los pasadizos de Segorbe
el Gótico me saluda con silencios,
de repente un tango rompe techos
me descubría al despertar
ventana con ventana,

un cristal sucio que con argucia había limpiado
a la altura de unos ojos
de un submarino en ruinas,

bajé la escalera desnuda,
sorprendiendo a un cuerpo de hombre
que me miraba con un pico 
igual que un pájaro de noche.

yo que pensaba que en los núcleos urbanos 
sólo existían fantasmas,
Argentina seduce...

   IV

Llevaba quince minutos luchando
con la cerradura
una voz melosa
me preguntó si necesitaba ayuda.

Levanté mi barbilla
y piedras encajonadas me rodeaban igual que en un bosque,
con su voz criolla
que rebotó con la conjunción negativa:NO.

Veinte minutos después,
desesperada le clamé 
y apareció lleno de restos de obra sintética
un hombre que con sus propias manos
está restaurando un edificio photos,
abriendo la entrada con esa sonrisa de plata
que solo tienen en ese país de arrabales.

Quién me iba decir que ahora escribo sobre losetas barro
y sé que el voyeur
está retrasando su reforma
por perder el tiempo
estudiando mis pasos.

V

Un gato espía enorme
digno de Marco Polo
en tejado
en bordillo
en lombriz 
me mira.

Dejar tranquila 
ya no seré la rata de nadie,
quiero comerme el mundo
con sirope de fresa,

el chocolate

no me gusta.

y menos si son los bombones
de otra...

Caja rota.

VI

Noche de chicas
el mejor cava de la comarca
para confesiones linternas

que daba a la imaginación femenina
una emboscada de ocurrencias,


una con violín y la otra con oboe,

recortamos la cabeza a varios títeres
hicimos lazos a las marionetas desterradas para incomunicar destinos,

fuimos esas amigas de instituto de clero en una condado londinense,
orquestando fábulas mordaces.

que pronto nos encontraremos en el paritorio de otra antesala.

G  R  A C  I A S.

VII

Tuviste el papel adecuado
a tus acciones,

nunca,
sabrás realmente como soy:
Mercurio,
clorofila,

tuviste la desvalida vulnerable e inocente
observé que todo tú

platicando en tu cocina
un inglés de novela del oeste
te mofabas de la ignorancia olvidada.

Sr. Liebre y Sra.Tortuga,

observé que todo tú

era lija.             

 LLuïsa LLadó.









No hay comentarios:

Publicar un comentario