viernes, 27 de diciembre de 2013

COSMOVITA.

La pera jugosa
de carne membrillo
y líquido fuente,

las roscas de las bombillas
del parque de atracciones,
sí, en esta madrugada,
voy a versificar del olor de la esperanza,
los ojos ilusión
y el color moqueta de campo.

Hablar del ala delta,
paracaídas con sábanas de hilo
y el cesto con ramas de madroños
y cañas de torrente
con la esfera gigante de un globo,
dispuesto a cazar lunas
y ponerle un capirote al sol,

a platicar de las golosinas,
de las máquinas que venden un sueño
por un euro en una bola de plástico
precintada con celo de imprenta,
de la flor del ojal de novio,
de la sonata de besos fluviales,
la risa de un museo con cola
y el flash prohibido frente a un cuadro de Picasso,
la era, la simiente, la noria,
un pijama gris y la tortas con Nocilla:
felicidad a dos palmos del cielo,

ayer, ahora y sin embargo
me ha soportado
la pena

de todas 
por ejemplo,
de cada una de las nombradas cosas,

hoy, es hablar de ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario