viernes, 15 de noviembre de 2013

HARTA DE TI

Harta acabé...

De que mis ojos se sostuvieran con un clip
y mi sonrisa con dos pinzas de pelo.

De andar siempre erguida sobre el elefante de tu feria,
nunca abrazos,ni besos, ni caricias...

Harta.
De que todo fuese un trámite mercantil,
y que hasta al abrir la puerta del congelador
los clientes nos saludaran con la mano maniquí.

Harta de ser la mujer del hombre,
de la chaqueta rosa apolillada y libre.

Que me hacía parecer, según tú,pobre...

Harta,que digo,vomitada, orinada y escatológica 
de tu showman life,
cuando caminábamos
y tus calzoncillos iban cambiando de marca,
del mercadillo a los de Puty Klein.

Harta fosa abisal,
de robar estrellas para dar galones a tu pecho,
de que uno trabajara para gastar el otro,
el paseo en descapotable,
un reloj suizo de manchas
y mis rodillas, codos y clavículas
fuesen zurcidos panties.

Harta de la maldad liliácea.

Andando de noche fría,
del trabajo a casa.

 Aún tengo la marca morada bajo el pecho.

De todo tu amperio contrataca
solo hay una cosa sin etiqueta
y esa soy yo,
harta no pido más que paz.

2 comentarios:

  1. Muy duro tu poema de hoy, pero clave para volver a tomar las riendas.
    Besos en la distancia y al viento para que no se pierdan y rodeen tu alma.

    ResponderEliminar