martes, 22 de octubre de 2013

SIN TÏTULO

Querido meteoro,
incandescentes erramos
por el universo
viendo lo que los demás mueren.

Somo cometas
con consciencia,
polvo cósmico
levantado por la marea humana.

Sabes muy bien
es el sino
trotar con moderación
y sentir como se pudre la vida
ante nuestros ojos

Tenemos tres vías:

Luchar como los escorpiones,
cerrar las lacras en un retiro dominguero
o ver como sube la espuma de cerveza
ahogando sin piedad el llanto.

Somos cuerpos ardiendo
en la noche de las constelaciones,
mi epitelio mora en tu escarpa
y tu semilla se regocija por mi lengua.

Lucha,joder,lucha.

Levanta Lázaro tu túnica
y echa a volar por los aires,
dibujemos nuestras tangentes
y hablar de futuro que no existe,
es perder monedas para la máquina de tabaco,
lo que me interesa es cambiar el mundo
de sótana.

Somos antorchas con la sensorial comparsa,
que chocaron por casualidad
en una portabilidad entre gusanos dormidos.

Te deseo,me enamora tu lucidez
pero somos suicidas ahorcados de sueños,
la niñez se desvanece en reproches,
en una soledad que se ha convertido en droga,
muere lo que amamos,
y en nuestro viaje el corazón se seca
en casas,rostros y cuerpos distintos.

Y andar a una velocidad Halley,
cansa...

Yo río.
Tú fuente.
Fuego para mi cuerpo celeste.
Tierra para tu cuerpo terrenal.
Los cinco elementos.

Joder,lucha,joder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario