domingo, 27 de octubre de 2013

FIBRA ÓPTICA.

La fibra óptica.

El nervio intuyó el peligro de su noche,
ante el impacto de la imagen
la inminente catástrofe dijo:

-Huye
a galope de sus tintas chinas,
eres color
y devora en la inmensidad supernova.

Aquí castrada huelo el hule
y  teme la mosca de la fruta,
atroz,
la mermelada
vertida sobre nuestra espalda
como si de una mesa se tratase,

después del banquete
el tarro quedó boquiabierto
y la gelatina fermenta con insectos
y una cuchara por estandarte.

-Huye...

Pero la melaza en la trampa para ratones
siempre atrae el hambre de la soledad raquítica

lengua eres un cuchillo de postre
romo y largo
que se acaricia
con la  suya de membrillo.

No pronuncies su nombre
y huye.







1 comentario:

  1. En vez de huir no agarramos más si cabe, difícil amiga, como pregonar en el desierto. Un beso.

    ResponderEliminar