miércoles, 11 de septiembre de 2013

EL SEMANARIO

La jornada
se compone
por siete
días
de la semana.

Lunes.

La infancia
tenía
juguetes
yo
tenía
un psicólogo.

Martes:

Mirad madre
las manos
tienen callos,
os entrego mis garras,
soy libre,
recupero
las uñas de media luna,
mi sudario blanco
de tregua
sin disputas
tomad,
porque aunque haya
perdido la contienda
me siento
más victoriosa
que nunca.

Miércoles:

Mirad madre
ríos nacen
de mis ingles
al coxis,
es una episiotomía
escuchad
ya no soy una niña

soy madre

soy mujer

soy libre.

Jueves:

Granada.

Allí
en medio del epicentro
de la vida
en la Alhambra
y tú, marsupial,
analizando
el culo
de un vaquero.

Allí,
se produjo
un milagro
arrojé
la mochila
de tu cuerpo
en una sábana
clorada
y abrí la puerta
de la "room 26":

-¿A dónde vas?.
-Tengo una cita..
-¿Con quién?.

Y yo libre abriendo los ojos como dos alas,dije:

-Con Lorca...

Viernes:

Siempre me quiso Barcelona,
su modernismo
lo cosmopolita
de su ánima.

Era mi raíz.

Pero Madrid
se cruzó
en mi vía
y me enseñó
a amar.

Cuando pensaba
que ese polígono
indeseable
era número primo.

Toledo amaneció
una fría mañana
entre mis senos
con las manos
ocultando
la cara
del robo
de mis entrañas.

Y fui libre por primera vez...

Sábado.

Toledo
es digna
del cuento de Hansel y Gretel.

Casitas de chocolate,
con turrón
por ladrillos,
avellano,
almendro
y la dulzura
en los carrillos mazapanes
de sus gentes.

Y una descubre la grandeza
del hombre
con sus reliquias
y lo miserable
cuando recuerda
que también fabrica
armas
de destrucción masiva.

   II


Cuando viajaba
en pareja
me sentía sola
ahora lo hago
más acompañada
que nunca
porque soy libre
y ando
por las callejuelas
con un mapa
y sin zapatos.

Toledo y su gran arte amatorio.

Domingo.

Camino
a Soria
a Yepes,
descubres cuerpos diferentes
mantos mostazas
que condimentan la carne.

La tierra es árida
con manos de pintura ocre.

¿Dónde está el verde?

Ese picaporte,
la portaza de clavos
iluminada
y una habitación
que permanece cerrada
para que no huyan
los recuerdos.

¿Dónde está?

Pupilas
acostumbradas a torrentes
se narcotizan
cuando descubren
el Tajo.

¿Dónde?.

Es libre...























No hay comentarios:

Publicar un comentario