lunes, 5 de agosto de 2013

GAZPACHO Ó SALMOREJO

De vez en cuando
me prendes como a un lazo 
de esos de raso violeta. 

De vez en cuando
besas sus extremos
y con cuidado salvaje 
anudas mis piernas 
en un vértice.

De vez en cuando
regresas al surco
de mis poros inundado
con la lluvia
nacida de tu barbilla, 
viajamos al pasado 
y me traes un ramo de hortalizas.

De vez en cuando 
atas mis cabos a tu árbol fálico, 
fumigas mi huerta, 
aras mi sexo 
y concibes con tu semilla
calabazas
y sangría de colores 
en la nevera
que deshilachan
la cuerda atadura.

De vez en cuando 
espantapájaros 
y mudo de pluma. 

De vez en cuando 
me sueltas 
estirando la soga
y me anclas
al estribo
de tu miembro agrario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario