sábado, 20 de julio de 2013

PAZ TILA GOZZILA

Tengo un amor
que vive
en un pastillero

de plata.

Cuelga de mi cuello
liviano
que a veces
limpio
con una gamuza.

Un beso

sabe depositar
con su forma comprimida
y se esconde
a través
de la rendija-joya.

Me tiene
de un lazo prendida
de alambre
sobre
su pecho.

Y amándonos
solo nuestros ojos
se trasforman
en píldoras
complacientes.

Se deposita
en mi lengua,
sorbe mi ombligo
la gota pálida
de vivir
a la sombra
como un cápsula
encerrada
en un convento.

Anillos de Saturno
y mi cuerpo
atado al nudo
de su nuca,

sabor a urea
y reconocer
una adicción
dónde
los dos
subimos escalones
colgados
como péndulos.

Ven esta noche,
prende el vaso de agua
y mastica
con cuidado.

Veneno y remedio
con envoltura
de almidón

de maíz:

Clausura ingerida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario