martes, 12 de febrero de 2013

EXTRATERRESTRE

Saturno habita
sin hábito
desde que bajo de la nave.

No era industrial
ni de barco.

Bajó del platillo,
una tarde de abril
disfrazado de luces
envueltas
en papel de caramelo-charol.


Subía y bajaba
y de sus anillos se hizo un sombrero.

Extraterrestre,
para que sirve llevar la alianza
chapada en oro,
el hula-hop,
el collarín de cervicales...

Envuelto Saturno
de aros
cierra el que impide
que bajen sus pantalones.


Y observa la vorágine
de la tierra
de las jardineras
de la autovía.

Saturno
de faz verde
por el alcoholismo
enciende el motor
de su cápsula para dormir.

Con un cubata
visiona por sexta vez Black-Runner,
fuma un pitillo
envuelto en noticias de Alepo.

Llora...

Y musita
en su idioma de ondas:

-Qué cono hago aquí...

Marcianos vestidos en traje
y corbata
gobiernan un país de miércoles.

Con cirrosis hepática en un lugar ´
con sol,
con viento,
con gente
que sube el recibo de la luz,
necesito mil generadores,
o un beso
para volver a casa...
            XXX
Saturno
bajó de La atracción
de la feria de su pueblo

El cohete volador su favorita.

Es el loco que dice ser un alienigena.

1 comentario:

  1. Surrealismo cotidiano de baja intensidad. Como una canción de Antonia Font. Me encanta.

    ResponderEliminar