viernes, 4 de enero de 2013

HA-MACA PERSA.

Enamorada
delegas la almohada más pequeña.

Plegable
nido
empotrada
doble
litera
y con púas de fakir.

Enamorada de tu colchón vicoelástico:
un molde de  pastelina.
Mi cuerpo se asemeja
al botón de una nube
en el cielo.

Pero el de muelles
habla
conciertos de violín
en la noche.

Y con la espuma
me tapas la boca
esa de hocico
de puma es.

Enamorada
y dormilando
con despertares 
en la balsa
de uno de látex.

Me arrebataste la almohada grande
para dormir 
sobre un cojín
de sofá.

Deja de conquistas
en la telaraña del somier,
enquista tu cuerpo
y amemonos encima
de la alfombrilla del aseo.

Dejemos la cámara
como un sándwich
de sábanas,
bajeras
y mantas de terciopelo.

En el silencio:
el sepulcro.

Todos
separados
cohabitando
en edredones de porcelana.

Turca
redonda
Kamasutra
individual
clínica
y mortuoria.



                     Lluïsa Lladó.




No hay comentarios:

Publicar un comentario