martes, 30 de octubre de 2012

45 días.

‎45 días

El dormitorio está de luto.

Y la báscula
con su flecha hacia el norte.
Brújula encantada.

Menos kilos.

La botella de vodka
en el desagüe
de un vaso.

Más resacas.

Y sin embargo.
el perfume,
inmóvil: un pantano.

La factura
de la luz
del agua
amortajadas
estatuas de sal sin vida.

La lavadora en cinta
sin olor.

Más o menos.

Todos en actos de rebeldía.
  
                                                      Lluïsa Lladó.

El cuerpo se niega
a invadir
a conolizar
a arrugar
la sábana
en tu ausencia.

1 mes y dos semanas.

DAVID DE MIGUEL ÁNGEL.

Historias para no dormir...

Mi amiga Menchu
me recomendó un estricto regimen,
cincel y martillo,
...
espátula
e incluso lija
si fuese necesario.

He perdido 75 kilos
...en forma de masa corporal,
era un hombre-mochila.

Me sienta bien la talla 40.
I feel good.

domingo, 28 de octubre de 2012

Y COMO DESHACERTE DE TI SINO TE TENGO (ARJONA)

Cuando la luna viene a visitarte de día,
y una paloma agoniza en una esquina.

Una percibe que la hora se retrasa por algún motivo,
que la maleta de cuero viejo
empachada de tus pertenencias
descansan en el portal,
y que nuestro viaje a ninguna parte
ha terminado.

Cuando los guantes de lana
se quedan sin dedos.
Y no deseo el abrigo
de tus brazos-bufanda.

Que aunque hubo tiempo que fuiste el astrolabio
que dibujaba estrellas en el techo de mi paraguas.

Que fuiste el punto de la "I",
el tejado de mi "T",
e infinito de un "8" que se durmió de resaca en el banco de la plaza.

Vacantes...

Abro el armario de la cocina
y todo está en su sitio,
la pasta con el arroz,
las infusiones puestas en hilera por orden alfabético,
nunca tanto caos fue redimido,
con un alto voltaje.

Se acabó...

Mi nevera quiere revolución
y deseo dejar las bombillas abiertas
de todas las estancias.

E invitar a una verbena
la decisión de Luisa.

Sal con el azúcar,
agua con aceite,
la ropa en la bañera
y el ropero con el corazón abierto.

Sublevación!

          Lluïsa Lladó.

jueves, 25 de octubre de 2012

LA GASEOSA ME GUSTA CON VINO Y BURBUJAS




Promete que el día que no acuda a la cita
vendrás con rosas amarillas,
aunque tengas cien años,
cruzando en barco
si fuera necesario
con un bastón de alabastro al estilo Gala.

Pero la intuición,
mis amigas las cortinas
y el semanario,
me redactan que los higos son flores
y no me lo creo
de cuerpo presente.

Que sólo aspiras a ser punto de nieve
con siete nanitas
de lunes a domingo.

 Los versos cada vez se escriben con más sangre aguada.

Que el colibrí rojo
visita mi alcoba
con frecuencia
y colma el desdén
de tu servicio de habitaciones.

Mejor...

No hagamos falsas promesas
que pétalos marchitos
del jarrón se lanzarán de la carpa
como funambulistas
sin paracaídas.

Una excavadora sin nombre,
una mole
recorriendo la carretera de mi cuerpo.

Peor...

Me cuentas tu vida
a fascículos
y presa de un tanatorio
espero al huerfano
que me resucite
con sus besos,
sólo con una palmada.

Sin nombres,
la hora antes de entrar al trabajo,
la que vuelvo de la fiesta,
luego hablamos del tiempo
y te marchas a fumar el cigarro
a la calle.

Sabes que rebuzno el tabaco.

Debo anotar en una libreta,
preguntar pelirrojo
como se llama...

Mejor y Peor.

domingo, 21 de octubre de 2012

ME GUSTA CONDUCIR OOO0000ooo

La mañana de vestido azul,

deambulando un aro de sujetador
y una anilla de baño.

Fueron las flores que en mi asfalto

las ruedas de mi bicicleta surcaban.

Y la hiedra se quedó

en un anuncio de desodorante
y no hubo ninguna sonata.

¿Dónde están los niños, los ratones,

 que habitaban  en la casa de muñecas?

El flautista,

se los llevó.

Corredores con gabardina

y camisetas de viajes urbanos
sobre el alquitrán verde.

Un, dos, tres...


Respiración entrecortada,

rodillas que son poleas 
corren a la velocidad de la brisa.

Sol mortecino,
después de la lluvia de ayer,
y matices en pantalones de ciclista.

Un, dos, tres...


Chiquillos con caballitos de hierro,

trotando tras la figura paterna
y las mujeres que comen la grasa
en un bolsillo con sacarina.

Un, dos, tres...



El ritmo de las rótulas

sobre caminos
y sentí el amor
cuando respiré
la flor de azahar
pasando por el descampado.

Me gusta montar en bici...


O, es ella la que sostiene
mis penas sin freno.

Timbre mudo al gentío

para no ser atropellado;
cambio de marchas nupciales
y ...

Un, dos, tres...

Mi corazón bombea
salpicado por los charcos-espejo,
y el sillín que me quiebra
la última vértebra de mi pensamiento.

Esquivo viento,
un insecto
y hasta los espíritus empeñados a visitar a los vivos
por la ruta de la salud.



Un, dos, tres...

Me gusta conducir...


PEPPERS RED HOT


Caperucita silba
sentada en la barandilla
anhela al lobo
y no al leñador,
formol en rama.
...

...
Se lima las uñas
envuelta en su funda roja
huele a almizcle
y a sudor de medianoche.

Le gustan los lobos
le gustan los gatos
igual que a su amiga
la ratita presumida.

En su cesto de alcoba
le cansan las telenovelas
sentada en la barrandilla
le aguarda en la vereda.

Caperucita "red"
enciende un hoguera
roja de celo
para que él la vea.

Estela de humo
bordea el deseo
en el camino estrecho
que lleva a su abuela.

Esos ojos
esa boca de fresa
son grandes
para ver a la presa
mientras sorbe del cigarro
la última cena.

Para verte mejor
escucharte
y olerte.

jueves, 18 de octubre de 2012

CACHAMO

Sabes que cuando voy al banco
robo caramelos.

Y a veces me acuerdo de ti
cuando abro un bolsillo y aparecen sus colores.

Te noto melancólico...

Cada jueves
se aprende algo nuevo.

Sé que piensas en tu padre
y ni los palomos que alzan el vuelo
llevan sombra de su rastro

Pues todo un día desaparece
como el detergente líquido
en la garganta
de la lavadora alcohólica.

Yo pienso y desisto
y cada día te olvido un recuerdo menos.

Consejos
arritmias,
manzanilla
y el propósito que empieza mi peor campaña publicitaria:
La ley seca.

Ni el llorón podado por las tijeras de tus dedos
calma la marca que cicatriza en tus manos,
el semáforo abrió la veda de tu tormenta
y granizaste sobre el árbol henchido de amor
mutilando todos sus sentires.

Silencios,
cefalea,
hierbaluisa,
y el sauce desplumado
por el salfumán,
esquelético
a la espera del helado noviembre.


Y los tres:
uno con corteza
otro con láminas
y una muda.

 ¿Por qué intentas dominar lo que la naturaleza deja crecer de sus ramas?

¿Por qué no es mejor ni peor?

Todo relativo...

Son las cinco en el reloj,
una lápida,
un dulce en mi boca,
y las primeras naranjas
sin la presencia de Cachamo.

No amemos como el olor de las flores de plástico
ni intentemos en una frase
recordarle,
los hechos:
el todoterreno sin nada y en venta
lo que nos convierten en memoria
y lo demás
parejas de conveniencia
y escenas de dolor en público:
dinamita.


GAFAS GRADUADAS

Estrella
Pop-star
acorta la falda
baja el escote
sube el relleno
detiene el tiempo.

Quiere se trovadora
pero sus gafas de pasta
sus tres colmillos
cuatro dioptrías
y una carpeta de rayas
no la dejan.

Señorita:
-¿Cómo va a ser usted escritora?
Fea como el mero del mercado
plana como un llano en llamas
y esa falda de nazareno.

Ella cabizbaja y avergonzada
le replica:
Tengo, diploma
tengo, master
tengo, carrera
y un seso de la N.A.S.A.

Chiquilla eso no vende
acorta tu falda
baja el escote
sube el relleno
y alarga el rímel de tus pestañas
y acuérdate
que para triunfar en la vida 
sonriente y callada
.

martes, 16 de octubre de 2012

EL COHETE VOLADOR

Esta mañana
usé el periódico bajo el plato de mantel.

Busqué la imagen de la Tour Eiffel
en la puerta del frigorífico.

Me sentí árbol quemado por el rayo,
roído por la termitas,
raíz sin tierra ni cigüeña en campanario.

Y decidí comprarme una bicicleta
para rodar contra el viento.

Pensé las veces que te he servido el té en la loza
y los comprimidos que desaparecen del botiquín
ingeridos por el egoísmo.

París era una fiesta y Ava yace tantas noches en mi ánima.

Oigo tu voz en los patios de colegio,
como gaviotas hambrientas correteando
te veo en el cochecito vacío
que viaja en manos de un abismo.

Miro todas las caras
y tu pequeño  estás en todas las avenidas,
en el mar,
en la arena de la playa,
en el cielo con el ojo de la luna.

Pero tus abrazos de papel de pinocho
decoran
trabajos manuales
dormidos
en tu mochila.

Vivo en un carromato
y tu esperas cada día
que cruce por tu aldea
en un festejo de circo.

Mis pechos castrados
por el cáncer de mis delirios
ya no amamantan
y lloras en silencio.

Hijo mío...

Mamá te ama
aunque por azahar
la ruleta rusa
sigue en mi mesita de noche.

Un puente...

!Hasta cuando!

Y en mi cruzada paseo un muñeco de plástico
y le compro biberones
y lo abrigo cuando trémula
en mis noches las pesadillas vuelven
y lleno tu ausencia
con arsénico en forma de ampolla.

Salir del laberinto.

Esta mañana...

viernes, 12 de octubre de 2012

VALENTÍA



Cuando éramos niños
recorríamos las calles
apretando el timbre de los porteros.

Las voces se confundían
unas con otras
y algún cubo de agua
vomitaba enojado
por los balcones.

La rayuela,
las cinco piedras,
con algún chichón
que erupcionaba en la sien.

Cuando éramos niños
acelerados sin aire
para escaparnos de la escoba de la bruja
después de despertar al crío
con  las risas.

Que bello era y es vivir...

Agujereadas las zapatillas
y greñas de sudor,
bajando la pendiente,
con sonidos de petardos
me diste mi primer beso
de tu boca destentada.

Las bicicletas oxidadas
sin videojuegos,
la colina repleta de insectos
y la picada de una avispa
succionada por tu cura urgente.

Cuando éramos niños,
nos peleábamos entre juego
y felicidad compartida.

Ahora hemos crecido
y tu coche arranca
hacia el este de la ciudad.

Miro ausente los automáticos
y la pólvora me resucita la ventosa de tu cara.

Coqueta te busco
pero tu has engordado varios kilos
y paseas de la mano de tu señora .

Ya no somos niños
somos...Piedras,cañas,tizas,...

   XXX

Aguas estancadas,..

Y de repente al girarse ella,
él soltó a su esposa,
y se aguantó las ganas de bajar corriendo
hacia su casa,
abrir las puertas como si de alas se tratasen
y volar hacia su figura
con zapatos de charol
y moño italiano.

Y no eran niños
eran tuétano,cobardía y recuerdos. 

                       LLUÏSA  LLADÓ.

jueves, 11 de octubre de 2012

CUMPLEBAÑO,FELIZ VINO AFEITARSE A MI CASA.

Cuando el venedicto
no es halagüeño.

Y te sientas delante de una carta cerrada
y la lees a través de su sello,
como si se tratara de la soledad sentida
en una habitación blanca con un cuadro.

Y te sientes igual que un cuerpo
después de la quimioterapia.

Con los codos roídos
y las rodillas limadas
por caminar,
deambular,
arrastrar
a cuatro palos
de cerezo.

Por tu vida
y mi muerte.

Con la náusea de un mundo con armas de destrucción masiva,
las córneas cobrizas
y los mechones desprendiéndose como las hojas de la higuera.

El desamor desangrado
que con tu presencia se torna hemorragia.

Y celoso prendiste mi guillete
para rasurar tu barbilla
y a oscuras
pintando de gris el espejo
lloraban vino
los cortes de un afeitado en penumbra.

Apagastes la luz de mi baño
el mismo iluminado por mis fantasía eróticas
porque eres Otelo.

Y salpicado el lavabo
la toalla se impregnó de tu olor maldito.

Y volví a enfermar...
Calambres,
fiebre...
Y como la araña encogí el espíritu de mis patas:
ocho llagas,
y en la consulta
me prescribieron veneno
parches de sanguijuelas.

Dos afeitados: uno en mis piernas
otro en tu cara.

Una toalla y que bien viven los amigos de Hallowee.

Volviendonos a casar como lo hacen los beduinos
un pan para dos bocas.

                           LLUISA LLADÓ.

                                     


lunes, 8 de octubre de 2012

NOVIEMBRE CUMPLEBAÑO FELIZ

En noches sin luna
divago con la soltura de un ovillo
entre las garras de un gato.

Buscando luceros
bajo el agua de la ducha.

Creo una clorada fantasía,
 la catarata de una postal verde.

Y pienso que la cortina de la ducha
se convierte en el telón
de una obra que lleva un año sin terminar.

Y mientras dibujo con la "guillete"
caminos nevados
por mis piernas.

E intento dibujar
el círculo de tus brazos
en las líneas rectas
de mis muslos.

Recuerdo embriagada
tus besos como el picoteo de un gorrión
en mi rostro.

Y ahora que tengo casados dos calcetines,
son pareja
nosotros estamos divorciados.

Mi chaqueta mudó
a tu casa
secuestrada en el maletero.

Y mancos forman un trio de azucenas.

Llueve en la bañera
y el oasis de loza blanca
se convierte en un  estercolero de sentimientos.

Uno que ama
y otro que dice que se disfraza de amigo.

Y soporta la tapa y la cadena
del peso de dos cuerpos.

 Tus  piés caminando descalzos,
unas bragas negras que no hallo
y mi espalda tiritando sin abrigo.

 Amor y desamor en el cuarto de baño:
baldosas blancas,
espejo de hipermercado
y el silencio del desagüe
después de inútilmente
lavar tu olor de mí.

Uno que huye
y otro que dice que lo persiguen.

 En noviembre aniversario
de nuestra desgracia...
Desconozco si vivir en el lavabo
y tú en el cuarto de plancha
nos llevará a algún sitio.

Sólo sé que ...
Limpiando la cal
y las gotas,
la lejía ahoga mi olfato
para olvidar.

Y  tú que con otras alternas
con mis labios sellados,
ni con mil dentífricos
podrás extirpar
mis palabras.

Y ellas notarán mi sabor de menta ácida.


domingo, 7 de octubre de 2012

FALSO COMO UN BOLSO DE MERCADILLO

FALSO AMIGO,FALSO AMANTE.

Al abrir el paraguas
solo vi los filamentos de metal.

Un hinojo sin aroma
que cubría
el despojo cruel
de tus sobras.

...
La falta de compasión
de la empuñadora
a la intemperie
bajo la mezquindad de una piedad carente.

xxx

El sol me abrasa
y ahora satisfecho del festín
me arrojas a la huesera.

Tus ojos no disimulan...
Salgo reflejada en tu retina,
HABITACIÓN 210,
por más que te desquites la camiseta
y luzcas el rosario que te regalé
en la noche de difuntos.

Ahora ,hasta mi amistad
te incordia,
los músculos de tu cerebro desfibrado
no la soportan.

Estar con una morena
y una rubia
es demasiada moneda
para el hueco de tus pantalones.

Y a tu edad dar de comer
a las dos es difícil.

Ves a lamer de otra fuente
que mi corazón esta roto
de las moscas de tu boca.

y como diría
mi santa madre vete a la mierda...

LLUÏSA LLADÓ

miércoles, 3 de octubre de 2012

OXIGENADA AGUA Y ALCOHOL

Estrella era una estudiante
con luz,
brillante.

 El destello de las copas
la deslumbraba,
inglés sobresaliente con  whisky,
francés notable con ponche
alemana :la cerveza negra
y latín:carpe diem.

 La becaria
de las madrugadas de codos y de rodillas
en las tabernas
y en los clubes de mala conducta.

Novillos de lana,
la capa del tuno la envolvía
como el pétalo
de una rosa dalia.

La profesora
levanta los brazos
igual que un controlador aéreo,
impuntual y fiestera
lleva las chuletas
en la liga.

Estrella estudia
la metodología
pero en ella hay un coma
que le dicta
que no quiere
acabar como la rubia electrizada
con una botella de medio litro 
en dos bolsas de cinco céntimos.

En la solitaria
cola del súper
con diesel para llegar al final de la cuenta,
un paquete de salchichas
una lima,
un dulce
y paquete de pan químico.

Monedas...
Y abre la cafetera
para despertar:
ahora o nunca,
toma el lomo,
el tomo,
va abrir la cortina
para que entre la aurora
para vivir
con sopa de letras
y un vaso de leche... 

Para escuchar una madre:
-Estudia hija,es tu día...

                    Lluïsa Lladó.

lunes, 1 de octubre de 2012

DORMIR Y DESPERTAR PARA MORIR


  El lavavajillas pasó de estado soltero
a vivir sin compromiso.

  Las tuercas apretadas,
  el filtro limpio
  y la hélice sin su helicóptero
  que no viajaba
  a ninguna parte.

  Le diste la vida
  la misma que yo perdía
  mientras tus brazos dibujaban mi cuerpo.

  En ese hotel de cero estrellas,
  tu sueño y aún en las pesadillas
  me nombrabas
  y conmocionada
  notaba tu ósculo
  en la frente
  y en las vértebras...

  Y la cocina
   ante tanta pena
   lloró
   desconsolada

   La lluvia dentro de la casa era tan intensa
   que inundó
   el suelo rojo
   y acabaron las gotas
   desbordadas en  el techo
   de la vecina

   Ni el nenúfar violáceo
   pudo enraizar ante tanta cascada salina,
   subiendo doña Eduardo
   con un cubo y una fregona-pulpo.

   Lloraban las puertas,
   los cajones huecos,
   los pies de los armarios
   y las manos de las paredes.

  Y sacaste un pañuelo
  de tela de chándal
  y me consolaste.

  Y musitando una bella canción cubana
  se secaron como un desierto las estancias.

  Brujo,
  te llamé Brujo.
  y después de un incendio
  y de un maremoto
  todo quedó igual que siempre,
  excepto una ristra de fotos mojadas.

  Y este sentimiento
  que quema
  y ni con nada se apaga.