domingo, 11 de noviembre de 2012

LA PRIMAVERA DE PRAGA.


Estimado dinosaurio
cuantas veces hemos discurrido en la tertulia
del café.
Con tercios saltando la valla atlética,
platos salados que pronto quedan mudos.
...


Dinosaurios os mató el fuego y el iceberg,
la lava helada que
un gobierno escupe.

No entiendo la señora que vende el oro
de la comunión
para pagar el recibo de la luz.

Por eso...

Viejos reptiles exterminados
evolucionando a una forma pintoresca
para vivir en la caverna de Calderón.

Bienaventurado
que escucha al hombre de la gorra y de las gafas aumentadas,
que sus hijos
le saquean la nevera
para comer el fin de semana.

Se llevan los yogures,el arroz,la leche,...

Y nosotros hablando de rosas,de gorriones y amores enlatados.

Mira...
Me pongo los sonetos de sobaquera
y me rasgo las vestiduras.

Cuando hablan de medidas
en un país fascista
que con sus recortes ha iniciado una nueva época de exterminio.

Hastiada
cuando veo a una señora,
que fue hace años a jugar al bingo,
asistió una tarde a la revisión del ginecólogo
y barría la entrada de su casa
los domingos.

Una señora como tú,mí,nuestra madre.

Se suicida.

Y no tengo miedo
cuando eclosionen las bombas como orquídeas en celo
que vengan de noche
los cascos azules
y digan que el toque es para ahorrar la luz.

Vomito espinelas
y los pareados que sean los chalets que tantos ansiamos
en la urbanización.

Señora...

Una señora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario