jueves, 25 de octubre de 2012

LA GASEOSA ME GUSTA CON VINO Y BURBUJAS




Promete que el día que no acuda a la cita
vendrás con rosas amarillas,
aunque tengas cien años,
cruzando en barco
si fuera necesario
con un bastón de alabastro al estilo Gala.

Pero la intuición,
mis amigas las cortinas
y el semanario,
me redactan que los higos son flores
y no me lo creo
de cuerpo presente.

Que sólo aspiras a ser punto de nieve
con siete nanitas
de lunes a domingo.

 Los versos cada vez se escriben con más sangre aguada.

Que el colibrí rojo
visita mi alcoba
con frecuencia
y colma el desdén
de tu servicio de habitaciones.

Mejor...

No hagamos falsas promesas
que pétalos marchitos
del jarrón se lanzarán de la carpa
como funambulistas
sin paracaídas.

Una excavadora sin nombre,
una mole
recorriendo la carretera de mi cuerpo.

Peor...

Me cuentas tu vida
a fascículos
y presa de un tanatorio
espero al huerfano
que me resucite
con sus besos,
sólo con una palmada.

Sin nombres,
la hora antes de entrar al trabajo,
la que vuelvo de la fiesta,
luego hablamos del tiempo
y te marchas a fumar el cigarro
a la calle.

Sabes que rebuzno el tabaco.

Debo anotar en una libreta,
preguntar pelirrojo
como se llama...

Mejor y Peor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario