lunes, 27 de agosto de 2012

UN CUENTO DE ARCO IRIS



Siempre fui ...Alicia en el país de gallina blanca
entrando
en el espejo de los escaparates de la vida,
en el banco de madera
con las uñas lacadas de rojo.

Siempre fui ...Caperucita
dejé al conejo para perseguir al lobo,
donde los naipes eran mensajes de telefonía
y  besar
 y amar
 y decir "te quiero" en un whatsApp
fue tan fácil
como derrocar la casa de los tres puercos.

Siempre fui coleccionista
de cuentos
de cromos
de amantes.
Lolita,devoradora de caramelos
vestidos de hombre
rubios,
morenos o pelirrojos
con la manicura francesa.

Siempre fui ...Cenicienta
y aprendí a caminar con un sólo zapato.
Blanca nieves con siete días a la semana
para despertar de la resaca durmiente.

Graduada,
indómita
la gata con botas de cuero
y látigo escondido.

Ámame tal como soy
respeta mi credo
la esencia de ser libre
y convertirme en el sueño fetiche de lo que más deseas.

Sin hora
sin nombre
y luego déjeme volar
para no romper mis alas.

Escuchando al gallo:
mi amigo,
Septiembre se presenta con corbata de tachuelas.

Y mientras observo una araña en el techo
haciendo rafting
cierro la página de mis indecisiones
volubles como la radio
que siempre sube de tono
en el momento inesperado.
 Para ser la heroina de tu fábula
que apacigua tus entrañas.
                                                      LLUÏSA LLADÓ




2 comentarios:

  1. El brindis es natural,
    De encaje carnavalesco,
    Para qué buscan relucir las estrellas si con buen humor y versos, todo queda en tierra.

    Los hombres con manicura francesa, es summum de como está el mundo. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. maria luisa piña lladó27 de agosto de 2012, 16:38

      Dolce Vita Vicens...

      Eliminar